Sculpture collection

Pieces

Ares (1991)

Ares (1991)

En las representaciones clásicas de Ares, el dios griego de la guerra suele aparecer investido de coraza, casco, escudo, lanza y espada. Bien lejos, por tanto, de la desnudez con la que nos lo muestra García Muela. Desde los años setenta, este escultor nos fue acostumbrando a unos volúmenes, de raíz arqueológica y orgánica, que nos mostraban una cara bien distinta de los modelos clásicos en que se inspiraba. En un primer momento, aquellas sólidas anatomías poseían una expresividad especial que era fruto de la rotura y estratificación que García Muela lograba distribuyendo capas de cera que, en el momento de la fundición del bronce, se quebraban, acentuando así el efecto del paso del tiempo sobre el objeto escultórico. Pero, posteriormente, y este "Ares" es un buen ejemplo de ello, el artista procedió a acentuar el contraste con el modelo clásico mediante la confrontación de materiales.